29 mar. 2012

Martha Yolima Buitrago Chacón


Buitrago Chacón, de 19 años, denunció ante el Gaula que desconocidos la habían abordado en la calle 72 con carrera 11, norte de Bogotá, y luego la habían llevado hasta el sur de la ciudad donde le arrebataron a su hijo.

El 7 de julio el cuerpo del menor apareció en el río Tunjuelito. El dictamen de Medicina Legal estableció que el niño había sido ahogado por inmersión, por lo que las investigaciones de las autoridades orientaron hacia la mujer.

Al ser confrontada, Buitrago negó su participación en el hecho, pero la Fiscalía encontró testimonios y pruebas documentales que demostraron lo contrario. Ante esto, la mujer confesó y aseguró que lo hizo por presión de su madre, que le increpaba por no tener dinero para mantener al niño. Sin embargo, esto fue desvirtuado por las autoridades.

Ayer, durante la audiencia de sentencia, que solo duró 20 minutos, Martha Yolima mostró las primeras lágrimas en su rostro, al escuchar el fallo del juez; lágrimas que no había exhibido durante los otras diligencias en las que fueron presentadas las pruebas en su contra.
Su rostro se desencajó aún más cuando el juez Ramírez destacó la ironía de que una persona nacida el 25 de diciembre se hubiera convertido “en un ser con tanta maldad”.
El funcionario le negó, además, la detención domiciliaria. “No se la merece”, dijo.
Yolima Buitrago, quien según dictámentes de la Fiscalía tiene tendencia al suicidio, permanecerá recluida en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá

Kathy Bush


Kathy Bush, una madre diagnosticada con síndrome de Munchausen que ha sido condenada por abuso infantil y puede pasar el resto de su vida en la cárcel, llegó a embaucar a la propia esposa del presidente Bill Clinton, Hillary.

Hace tres años, la primera dama la presentó en una conferencia en la Casa Blanca como ejemplo de padres que sufren por los altos costos de los seguros médicos. Su hija, Jennifer Bush, había sido operada 34 veces en sus once años de vida a causa de una misteriosa enfermedad que le hacía vomitar todo lo que ingería y que la obligaba a alimentarse a través de un tubo en su estómago.

Poco después se descubrió que Kathie padecía una enfermedad mental que la empujaba a envenenar a su propia hija. Un estudio hecho público esta semana, prueba que el caso de esta mujer no era aislado: en un hospital infantil de Atlanta, las cámaras de vídeo sorprendieron a 23 madres -11 de ellas enfermeras- inyectando orina a sus hijos, cambiandoles los medicamentos o intentando ahogarles.

La tragedia de Kathy Bush puso por primera vez al descubierto un problema sanitario y criminal cuyo alcance exacto todavía se desconoce. Dos años después, en California, se descubrió que otra mujer, Mary Noe, había matado, poco a poco, a sus diez hijos a causa del mismo síndrome.

28 mar. 2012

Gladys Duette


Este crimen también fue cometido por la madre de la víctima. Se trata de una mujer de 38 años que ayer fue detenida por la Policía. La mujer fue acusada de asesinar a su pequeña recién nacida, a la que golpeó y apuñaló salvajemente, para finalmente asfixiarla con una media en la boca. El crimen ocurrió en una vivienda de la localidad bonaerense de Pablo Nogués.

Según explicaron los investigadores el hecho se produjo en una casa del partido de Malvinas Argentinas y la sospechosa fue identificada como Gladys Duette.

La mujer, ahora detenida, tiene otros cinco hijos de entre 5 y 18 años, y se encontraba separada de su esposo desde hacía un año y medio. Además, aparentemente habría intentado interrumpir su embarazo en varias ocasiones. Sin lograrlo, el crimen de la pequeña habría sido la única salida que pudo encontrar para terminar con la vida de un niño no deseado. El caso fue descubierto cuando la mujer fue a hacerse atender en un hospital de la zona, presentando un sangrado vaginal.

Poco después, al mismo centro asistencial, acudió una pariente con el cuerpo de la beba, con una media introducida en la boca hasta la altura del abdomen, en una conservadora.

Según una autopsia posterior, el cadáver de la beba presentaba una fractura de cráneo, además de heridas cortantes en la nuca, de acuerdo con los datos que trascendieron acerca del violento hecho. La madre de la niña quedo inmediatamente detenida bajo custodia policial, como presunta responsable del delito de “homicidio agravado por el vínculo”, y quedó a disposición de personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 19 del Departamento Judicial de San Martín.
En la casa de Duette, donde se realizó un allanamiento, se encontraron manchas de sangre en el baño y además se secuestró una tijera con la cual la mujer habría atacado a la pequeña.

Adriana Cruz


El fiscal aseguró que Adriana Cruz aparentemente "estaba en su sano juicio" cuando "cometió" el crimen de su hijo de seis años en San Vicente. Mientras esperan que declare, consideró que la mujer "está más que comprometida" en la causa.

El fiscal Leandro Heredia aseguró hoy que Adriana Cruz aparentemente "estaba en su sano juicio" cuando "cometió" el crimen de su hijo de seis años en un country de la ciudad bonaerense San Vicente, y consideró que la mujer "está más que comprometida" en la causa.

"Se encuentra en condiciones de declarar, aunque hay una recomendación de una internación psiquiátrica porque tendría algún vestigio de querer autolesionarse o suicidarse", manifestó el funcionario judicial sobre la acusada del asesinato en el country San Eliseo, situado en el kilómetro 18 de la ruta 52.

Heredia señaló a la prensa que "la única imputada en la causa está más que comprometida" y agregó que "hasta el momento no se ha detectado ninguna patología psiquiátrica de base, lo que nos lleva a pensar que la mujer estaba en su sano juicio en el momento de cometer lo que cometió".

En base a los elementos reunidos ayer por la tarde, la principal hipótesis que siguen los oficiales es que la mujer mató al nene y que luego intentó suicidarse, sin que hayan intervenido terceros extraños a la familia.

Tras el hallazgo del cadáver, la implicada fue trasladada al hospital de Vicente López, donde los médicos le curaron las heridas, le practicaron un lavaje de estómago y la sedaron por la ingesta de los psicofármacos.




Adriana Cruz vio la foto de su marido, el contador Carlos Vázquez, con una mujer de 34 años en su celular. Esto despertó la furia de la Cruz que asesinó a su hijo de seis años en su casa del country de San Vicente.

Según publica el diario Perfil, la hija de Adriana fue la que relató el hecho. En la noche anterior al crimen, la mujer de 42 años rompió con un martillo el teléfono móvil y quemó la tarjeta de memoria. Acto seguido, mandó a su hija a dormir y llenó el jacuzzi. "Pensé que era un capricho de Martín", sostuvo la joven de 15 años.

Al día siguiente, cuando la adolescente se levantó para ir al colegio, golpeó la puerta y su madre no respondió. Entonces, llamó a su padre y a una vecina. La empleada doméstica fue quien dio aviso al personal de vigilancia del country, quien llegó y encontró al niño en la bañera.

La joven dijo en su declaración que eran comunes las crisis de nervios de su madre y la destrucción de objetos. "Cruz había intentado matarlos a fines de febrero. La chica contó que les dio pastillas para dormir, pero ellos no llegaron a tomarlas", agrega la mencionada fuente.

Por su parte, el juez de La Plata Juan Pablo Masi, aseguró que la pena de reclusión perpetua "es la única alternativa" que le cabe a la acusada por el tipo de delito que afronta.

24 mar. 2012

Melissa Huckaby



Una maestra de catecismo acusada de secuestrar, violar y matar a una niña hispana compañera de su hija cuyo cadáver metió en una maleta se declaró en 2010 culpable.

En la corte del Tribunal Superior del Condado de San Joaquín, Melissa Huckaby, de 29 años, se declaró culpable al cargo de homicidio premeditado con agravante especial de secuestro.

Como parte de un acuerdo con la fiscalía a cambio de su declaración de culpabilidad, todos los otros cargos relacionados -incluidos dos por violación y conducta lasciva con una menor de 14 años- fueron retirados, según Sharon Morris, portavoz de la corte.

Las autoridades dijeron que Huckaby mató en marzo del 2009 a Sandra Cantú, compañera de juegos de su hija menor.

La búsqueda de la niña terminó después de 10 días, cuando su cadáver fue encontrado dentro de una maleta negra extraída de un estanque de irrigación a algunos kilómetros del parque de casas móviles de Tracy donde vivían las dos niñas y la acusada.

Sandra fue vista por última vez a través de una cámara de vigilancia cuando daba saltitos cerca de su casa, a cinco puertas de la casa de Huckaby.

Durante la audiencia del lunes, la juez Linda Lofthus mantuvo la orden mordaza que había impuesto en el caso el año pasado, de acuerdo con Tony Sheneman, portavoz de la policía de Tracy.

La sorpresiva declaración de Huckaby ocurrió durante lo que estaba programado como una audiencia preliminar de rutina.

Los cargos iniciales en el acta procesal del jurado investigador emitida el año pasado hubieran hecho a la acusada candidata a la pena de muerte de ser declarada culpable.


Morris señaló que Huckaby enfrenta ahora un castigo de entre 25 años de cárcel a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional cuando sea sentenciada el 14 de junio.

Huckaby también había sido acusada de haber drogado previamente a una niña de 7 años y a un hombre de 37, con quien según la policía ella había estado saliendo. Esos cargos también fueron retirados en el acuerdo.

Los abogados del caso no devolvieron las llamadas solicitándoles sus comentarios. Angie Chávez, tía de Sandra y portavoz de la familia Cantú, no quiso hacer declaraciones el lunes, citando la orden mordaza.

Janet Abdurajmánova...



¿Terrorista suicida?

Un joven de 17 años, viuda de un islamista del Cáucaso Norte, es la sospechosa de haberse inmolado en uno de los atentados suicidas que mataron a 40 personas en el metro de Moscú, dijo un oficial responsable del cumplimiento de la ley en Rusia.

Más de 50 personas han muerto y otras 100 resultaron heridas en varios atentados suicidas registrados esta semana en el metro de Moscú y en una localidad de la convulsa región norcaucásica de Daguestán, lo que ha desatado los temores de una nueva campaña de atentados contra Rusia.

Las fotografías de una joven, difundidas por el responsable oficial en Daguestán, la mostraron vestida con un hiyab y portando una granada en la mano. En otra imagen aparecía la misma mujer con una pistola. Esa misma fotografía la reproduce el viernes el diario Kommersant, la fuente, que pidió no ser identificada por lo delicado del asunto, dijo que el nombre de la joven daguestana era Dzhennet Abdurajmanova, viuda de Umalat Magomedov, de 30 años y destacado insurgente al que el Ejército ruso mató el 31 de diciembre.

Abdurajmanova también usó el nombre de Dzhanet Abdulayeva, dijo la fuente.
Magomedov, que aparecía en las fotografías con una pistola automática, se retrató como "el emir de los muyahidines de Daguestán", un grupo islamista local, dijo la fuente.
Un portavoz de la principal unidad de investigaciones de la Fiscalía General del Estado identificó después a la misma mujer como la suicida.

"Originaria de Daguestán, Dzhanet Abdulayeva, nacida en 1992, hizo estallar los explosivos en la estación Park Kultury", dijo en un comunicado, sin dar más detalles.
Dos mujeres suicidas - conocidas en los medios rusos como "viudas negras" - mataron al menos a 40 personas cuando se inmolaron en dos estaciones en el abarrotado metro de Moscú en la hora punta el lunes.

La primera bomba estalló en la estación de Lubyanka, cerca de la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, por sus siglas en ruso), poco antes de las 8 de las mañana. Una segunda fue activada menos de 40 minutos después en un tren que esperaba en la estación de Park Kultury.

Los atentados suicidas de Moscú y Daguestán se producen tras un incremento de la violencia en el último año en las repúblicas norcaucásicas, donde Rusia se ha enfrentado en dos guerras con separatistas chechenos desde la caída de la Unión Soviética en 1991.

El responsable de seguridad del FSB, Alexander Bortnikov, ha responsabilizado de los atentados a grupos extremistas vinculados con el Cáucaso Norte, pero no ha proporcionado detalles sobre la investigación.

Los islamistas chechenos se atribuyeron el miércoles los atentados de Moscú y amenazaron con más acciones contra ciudades rusas.

El líder checheno Doku Umarov, autodenominado "emir del emirato del Cáucaso", dijo que había ordenado los dos atentados suicida en Moscú para "destruir a los infieles" y en respuesta por las políticas del primer ministro Vladimir Putin en el Cáucaso Norte

"Niña" de 12 años mata a su madre


Y por más que busco la notica, foto y el nombre no aparece!

Una niña de 12 años fue acusada por las autoridades de Dallas de haber dado muerte a su madre de un balazo en la cara cuando la mujer se encontraba dormida.


Elvira Marion Walton, de 48 años de edad, fue localizada sobre su cama, en el interior de una cochera adaptada como vivienda en la zona sur de esta ciudad, donde la mujer vivía en compañía de sus hijos, informó la Policía de Dallas.

La agresión habría tenido lugar luego de que la madre llamara la atención y castigara a la niña de 12 años de edad, quien tomó un arma, que aparentemente la madre tenía para su seguridad, y le disparó en la cara.

El sargento Gary Kirkpatrick, de la División de Homicidios del Departamento de Policía de Dallas, dijo a la prensa que "aparentemente, el motivo fue porque la hija estaba enojada de que su madre la hubiera disciplinado".
Añadió que la menor ha sido acusada de homicidio y permanece bajo custodia en el Centro de Justicia Juvenil Henry Wade.
El cadáver fue encontrado por su hijo de 10 años de edad, de quien no se ha proporcionado la identidad, quien además llamó a lo servicios de emergencia y a la policía.

Durante las pesquisas, la policía encontró una pistola en el interior de la casa, aunque los investigadores aún no han podido determinar si ésa fue el arma utilizada en el homicidio.

Thanica Derrick, la hermana de 22 años de la menor acusada, informó a la policía que su madre mantenía esa pistola en la casa porque vivía sola con los niños.
"Mi madre trató de hacerlo lo mejor posible. Se sacrificó lo máximo para beneficio nuestro", aseguró Derrick.

En su declaración, Derrick informó que su madre había tenido problemas desde hace un par de años con su hija de 12, una estudiante de secundaria. "Ella se había estado escapando de la casa y dejando de ir a la escuela".

De acuerdo con la policía, la familia ya había tenido problemas domésticos en el pasado. El padre del niño de 10 y de la niña de 12, se los llevó hace varios años violando una orden judicial, pero Walton pudo retener su custodia y obligarlo a devolverlos.

Walton, que tenía seis hijos, llegó a Estados Unidos procedente de Alemania en 1984, y se encontraba actualmente desempleada.

Eva Bracamonte Fefer


La fiscal superior Nelly Gutiérrez formalizó ante el Poder Judicial su pedido de 35 años de prisión para la joven Eva Bracamonte Fefer al acusarla por la muerte de su madre Myriam Fefer, ocurrida el 15 de agosto del 2006.

La titular de la Fiscalía Superior Penal de Lima acusó a Bracamonte por el delito de parricidio, por haber planeado el asesinato de su progenitora.

Similar pena solicitó la magistrada para la joven Liliana Castro Mannarelli tras acusarla del delito de homicidio por lucro, informó RPP Noticias.

También pidió 35 años de prisión para el ciudadano colombiano Alejandro Trujillo Ospina, conocido como ‘Payaso’, sindicado como autor material del homicidio.

Todos los acusados deberán pagar una reparación civil a los deudos y al Estado.

La denuncia fue remitida a la Segunda Sala penal para Reos en Cárcel, que deberá programar el inicio del juicio oral.

Elizabeth Espino Vásquez


Una joven trabajadora del hogar que laboraba en la casa de la abogada Elizabeth Vásquez Marín, cuya muerte fue presuntamente planificada por su propia hija, Elizabeth Espino Vásquez, afirma que esta última no solo sería autora intelectual del crimen, sino también material.

Así lo reveló ayer el programa “Reportajes” de Panamericana TV. En el informe, la empleada —de 17 años y de nombre Liliana, según el programa—, cuyo rostro no fue mostrado, señaló que Espino Vásquez le confesó que propinó varios golpes y patadas a la abogada y que luego la asfixió con una almohada.

Además, la empleada contó que la parricida y el padre de esta, Alejandro Espino, la habrían amenazado para que no contara lo que sabía. Cabe recordar que la procesada dijo que no presenció el asesinato. En tanto, su padre no contestó ayer las llamadas de El Comercio.

Elizabeth Espino, recluida en el penal de Chorrillos, habría actuado en complicidad con su novio, Fernando González, y el amigo de este, Jorge Cornejo, presos en el penal Castro Castro.

En “Reportajes”, familiares de Elizabeth Vásquez dijeron que Alejandro Espino se habría apoderado irregularmente de bienes de la asesinada.

Lo más nuevo

El Poder Judicial (PJ) iniciará el próximo jueves 12 de abril el juicio oral a la joven Elizabeth Espino Vásquez por el asesinato de su madre, la abogada tributarista Elizabeth Vásquez Marín, ocurrido el 26 de enero de 2010.

El Colegiado A de la Tercera Sala Pena para Reos en Cárcel dispuso que la diligencia empiece alrededor de las 11:30 de la mañana en las instalaciones del penal San Pedro, ex Lurigancho, informó RPP Noticias.

Además de Elizabeth Espino Vásquez también serán comprendido en el juicio oral su enamorado Fernando González Asenjo y Eduardo Cornejo Ruiz, implicados en este caso.

El Ministerio Público pidió 30 años de prisión para Espino Vásquez, al acusarla como autora del delito de parricidio. La Fiscalía también solicitó igual pena para González Asenjo y Cornejo Ruiz, a quienes les imputa el delito de homicidio calificado.

Suzane von Richthofen


Suzane von Richthofen, de 22 años, nieta del barón Von Richthofen, el legendario piloto alemán de la Primera Guerra Mundial conocido como Barón Rojo, ha sido condenada en São Paulo a 39 años y seis meses de prisión por el asesinato de sus padres, el ingeniero alemán nacionalizado brasileño Manfred von Richthofen y su esposa, Marisia. Cometió el asesinato el 31 de octubre de 2002 con la ayuda de su ex novio Daniel Cravinhos y el hermano de éste, Cristian.La pareja fue salvajemente asesinada a golpes con instrumentos contundentes mientras dormían. El denominado "Juicio del año" en Brasil comenzó el lunes, duró 56 horas y terminó el sábado con la condena de los tres acusados.

El jurado popular, compuesto por tres mujeres y cuatro hombres, consideró en su veredicto que Suzane no fue presionada a matar a sus padres por su ex novio Daniel, como argumentaba su defensa. La sentencia del juez Alberto Anderson establece que Suzane y Daniel Cravinhos, de 25 años, cumplirán 39 años de prisión en régimen cerrado por los dos homicidios, y seis meses en régimen semiabierto por fraude procesal, ya que intentaron alterar la escena del crimen para hacer creer a las autoridades que se trataba de un robo seguido de asesinato. Christian Cravinhos, de 30 años, pasará 38 en la prisión y seis meses más en régimen semiabierto.

Durante el juicio, los reos se acusaron mutuamente de ser los inductores del crimen y para convencer al jurado expusieron sórdidas historias relacionadas con sexo, drogas, incesto, alcoholismo y maquinaciones para obtener la herencia de los von Richthofen. La sentencia determina que los condenados no podrán apelar en libertad y deberán cumplir sus penas íntegramente.

Los tres salieron del tribunal directamente para la prisión. Los acusadores lograron convencer a los miembros del jurado de que los reos planearon y ejecutaron el crimen con el único motivo de apoderarse de los bienes de la pareja von Richthofen, calculados en más de dos millones de reales (unos 750.000 euros).

La defensa de la joven acusó a los hermanos Cravinhos de inducirla a facilitar los medios para asesinar a sus padres y sugirió que la joven era víctima de abusos por parte de su padre.

Los abogados de los hermanos argumentaron que Suzane von Richthofen planeó todo e indujo a los jóvenes a matar a la pareja para vengar los supuestos abusos que ella recibía.

Las acusaciones de violencia familiar fueron rebatidas durante el juicio por Andreas, hermano menor de Suzane, y por otros allegados de la familia.

Dominique Cottrez


Dominique Cottrez ha reconocido haber asfixiado a sus ocho hijos nacidos desde finales de los años ochenta y se enfrenta a la cadena perpetua. Ante la magnitud de lo que parece ser el mayor infanticidio jamás conocido en Francia, el fiscal de Douai, Eric Vaillant, ha comparecido ante los medios de comunicación para tratar de dar un principio de explicación a este dramático suceso.

"Estamos ante la presencia de un caso fuera de serie debido al importante número de recién nacidos", ha declarado el fiscal. La explicación aportada por la presunta infanticida es que no quería tener más hijos, tras el nacimiento de sus dos primeras hijas que ahora tienen unos veinte años. Se negaba a ver un médico para que le recetara un anticonceptivo, a consecuencia de una mala experiencia vivida durante su primer embarazo. "Todavía se tienen que llevar a cabo varias investigaciones para tratar de entender, sin excusar, lo que ha conducido a la señora Cottrez a actuar de tal forma", ha añadido Vaillant. Su marido, el carpintero Pierre-Marie Cottrez, que según la declaración de ambos no estaba al tanto de los hechos, ha sido liberado.

MÁS INFORMACIÓN

La policía encuentra ocho cadáveres de bebés en un jardín en Francia
La mujer imputada por la muerte de sus ocho bebés se siente "aliviada" tras conocerse los hechos

El estremecedor relato de los hechos realizado por el fiscal es el siguiente: el sábado, una pareja recién instalada en su nueva vivienda descubrió en su jardín un bolsa con restos humanos al cavar la tierra para plantar un árbol. Estos advirtieron de inmediato a la policía, que dieron con los antiguos propietarios, la pareja Cottrez, que se había mudado a otra vivienda a escasos metros de la primera. En esta villa es donde descubrieron los otros seis cadáveres, que habían sido disimulado esta vez en bolsas de plásticos que se encontraban en el sótano. "Lo único que indican las autopsias de momento es que los recién nacidos no han sido golpeados", ha aclarado Vaillant.

Mientras que salen a la luz estos primeros elementos de la investigación, el pequeño y tranquilo poblado de Villiers-au-Tertre, de apenas unos 600 habitantes, rendía homenaje a las víctimas. El padre Robert Meignotte depositó ocho velas frente al domicilio de la pareja que dedicó a "esos pequeños que no han pedido nacer y que han tirado apenas unas horas después".

Se trata del mayor caso de infanticidio en Francia pero no el primero. Hace apenas un año, en junio de 2009, la justicia francesa condenaba a Véronique Courjault a ocho de cárcel por haber matado a tres de sus hijos recién nacidos. Los cuerpos de dos de ellos habían sido descubiertos en el congelador de la vivienda que Courjault y su marido habían ocupado en Seúl. Este mismo año, el pasado mes de marzo, otra mujer, Cécile Lesage, de 38 años, ha sido condenada a 15 años de cárcel por quitarles la vida a seis de sus bebés.

María del Pilar Pérez



Los jueces del Tercer Tribunal Oral en Lo Penal declararon culpable a María del Pilar Pérez de los delitos de lesiones graves en contra de su nuera Montserrat Hernando, parricidio (en calidad de inductora) de su ex esposo Francisco Zamorano, homicidio calificado en el caso de Héctor Arévalo y robo con homicidio (en calidad de inductora) por la muerte del joven economista, Diego Schmitd-Hebbel.


En tanto, José Ruz fue declarado culpable por el doble homicidio de Zamorano y Arévalo y por robo con homicidio en el caso de Schmitd-Hebbel.



Los jueces leyeron el veredicto en una sala saturada de periodistas y con la presencia de familiares de Schmitd-Hebbel y de la propia Pérez quienes actuaron como querellantes en el caso.



Además, la mujer fue condenada por homicidio frustrado en contra de todos los integrantes de su familia que vivían en la casa de calle Seminario.



Los padres del joven entre lágrimas escucharon al juez que leyó el veredicto y que relató nuevamente los hechos ocurridos en calle Seminario el año 2008.



En tanto, los magistrados sostuvieron que en el caso de las lesiones graves el acuerdo fue unánime y en los otros delitos el fallo fue por mayoría.



Por otra parte, en el ámbito civil los jueces condenaron a la mujer a pagar una millonaria indemnización por “daño moral”.



Al final de la lectura, María del Pilar Pérez llevó a sus ojos un pañuelo de papel aparentemente para secarse sus lágrimas tras el contundente fallo.

Se espera que en el plazo de un mes los jueces den la condena final de los imputados, quienes lo más probablemente es que pasen todo el resto de su vida en la cárcel.

Martha M. Place


Martha M. Place fue la primera de las 26 mujeres (incluyendo una menor de edad) que murieron en la silla eléctrica. Fue ejecutada el 20 de marzo de 1899 en la Prisión de Sing Sing, acusada del asesinato de su hijastra, Ida Place.

Nacida en Nueva Jersey, Martha Place fue golpeada por un trineo a los 23 años. Su hermano alegó que ella nunca se recuperó completamente y que aquel accidente la dejó mentalmente inestable. Martha se casó con el viudo William Place en 1893. Place tenía una hija llamada Ida de su matrimonio anterior. William se casó con Martha para que ella le ayudara a criar a su hija, aunque luego se rumoreó que Martha estaba celosa de Ida. William llamó a la policía al menos una vez para arrestar a su mujer por amenazar de muerte a su hija.

El 7 de febrero de 1899, William Place llegó a su hogar en Brooklyn, Nueva York y fue atacado por Martha, quien sostenía un hacha. Place pidió ayuda y cuando la policía llegó, el ensangrentado cuerpo de Ida, de 17 años de edad, fue encontrado bajo una cama, su boca quemada por haber sido forzada a ingerir ácido. La evidencia indicaba que Ida había sido asfixiada hasta morir.

Martha proclama su inocencia mientras esperaba el juicio. Un periódico de la época describe a la acusada de esta forma: "Es un poco alta y reservada, con un pálido y afilado rostro. Su nariz es larga y puntiaguda, su mentón afilado y prominente, sus labios delgados y su frente replegada. Hay algo en su rostro que recuerda al de una rata, y los brillantes pero cambiantes ojos, de alguna forma fortalecen esa impresión."

Fue hallada culpable del asesinato de su hijastra, Ida, y sentenciada a muerte el 20 de marzo de 1899, luego descubriéndose lo contrario. Su marido fue un testigo clave en su contra.

Como nunca antes había sido ejecutada una mujer en la silla eléctrica, los responsables de garantizar la muerte se vieron obligados a concebir una nueva forma de ponerle los electrodos. Decidieron rasgar su vestido y colocar el electrodo en su tobillo. Previamente su cabello había sido cortado. El ejecutante fue Edwin Davis. De acuerdo a los testimonios de varios testigos, murió instantáneamente.

El gobernador del Estado de Nueva York, Theodore Roosevelt fue requerido para el perdón de Place, pero se negó. Martha Place fue enterrada en el cementerio familiar en East Millstone, New Jersey, sin ceremonias religiosas.

"Latinas" condenadas a Muerte en California, USA

Dora Buenrostro, de 47 años, fue condenada a muerte en Riverside por el asesinato de sus tres hijos de 9, 8 y 4 años, en octubre de 1994, luego de una pelea con su ex esposo.


Rosie Alfaro, de 35 años, fue sentenciada en 1992 por el asesinato de una niña latina de 9 años en Anaheim, en 1990.

Socorro Caro, de 50 años, asesinó a sus tres hijos de 5,8 y 11 años en el condado de Ventura, en 1999. En 2002 fue sentenciada a morir.

Verónica González, de 38 años, asesinó a sus cuatro sobrinas en San Diego, en 1995. Fue sentenciada en 1998.

Angelina Rodríguez, de 37 años, asesinó a su esposo de 41 años en Montebello, condado de Los Ángeles, en 2000. Fue condenada a muerte en 2004.

23 mar. 2012

Dena Schlosser


La policía rechazó revelar el lugar donde está detenida Dena Schlosser, de 35 años.

Schlosser había sido investigada por alegaciones de negligencia infantil a inicios de año, pero el departamento de Servicios de Protección a la Infancia de Texas había concluido recientemente una investigación de siete meses afirmando que Schlosser no representaba un riesgo para sus hijos.

Sus vecinos en Plano, un suburbio de Dallas, dijeron que ella parecía ser una madre atenta y cariñosa.

El lunes, las autoridades descubrieron una escena espantosa después que el padre de la bebé llamó a una guardería y le pidió a sus empleados que verificaran el estado de su esposa e hija.

Un operador del número de emergencias 911 que telefoneó a Schlosser le preguntó si había una emergencia, según grabaciones del 911 divulgadas por la policía. Schlosser respondió serenamente: "Sí".

"¿Exactamente que pasó?", preguntó el operador.

"Le corté sus brazos", contestó Schlosser, mientras el himno "He Touched Me" (El me tocó) se escuchaba al fondo.

"¿Usted le cortó los brazos?", repitió él.

"Ajá", contestó ella.

Los agentes y los paramédicos que llegaron al apartamento de la familia encontraron a Schlosser, cubierta en sangre, sentada en su sala. La bebé estaba sin brazos en su cuna en una habitación, pero aún con vida. La niña murió poco después en un hospital cercano.

Las autoridades dijeron que otras dos hijas mayores de la familia, de 6 y 9 años, estaban en la escuela cuando llegó la policía. Agregaron que el padre de familia estaba en su trabajo.

No quedó claro de inmediato qué instrumento habría usado la mujer para cortar los brazos de la bebé o por qué el padre de la niña llamó a la guardería. No se reveló el nombre de la bebé.

Las autoridades de protección infantil dijeron que la madre tenía antecedentes de señales de depresión posparto, pero que nunca hubo indicios de violencia.

"Nunca hubo indicios de violencia en esta familia", dijo la portavoz de la agencia Marissa González, quien describió a los niños como saludables y felices.

En enero, se pidió que empleados de la agencia acudiera a la casa de la familia después de que Schlosser fue vista corriendo por la calle, con una de sus hijas andando en bicicleta detrás de ella, dijeron las autoridades. Cuando llegaron los agentes, la niña les dijo que su madre había dejado sola a su hermana de 6 días de nacida en el apartamento.

En esos momentos Schlosser parecía estar padeciendo una depresión posparto y un episodio psicópata, dijo González.

Schlosser fue hospitalizada y después estuvo de acuerdo en buscar ayuda, por lo que vio a un psiquiatra, dijo González.

"En el momento en que cerramos el caso, nos habían asegurado que la mamá había sido estabilizada y que no significaba un riesgo para ella misma o sus hijas", dijo Geoff Wool, vocero del Departamento de Servicios Familiares y de Protección.

Un cargo de asesinato con agravantes en Texas sólo tiene dos condenas posibles: cadena perpetua o pena capital. Los fiscales no dijeron si planean buscar la pena de muerte contra la mujer.

Kenisha Berry



Una madre cuya condena a muerte por asesinar a su bebé recién fue anulada se espera que aparezca hoy en el tribunal por cargos de abandono de los niños provenientes de un segundo bebé.

Kenisha Eronda Berry, de 29 años, fue condenada en febrero de 2004 de matar a su bebé en 1998 por atar y amordazar al bebé con cinta adhesiva, y después lo metió en una bolsa de basura, después lo tiro en un contenedor de basura.

La Corte de Apelaciones de Texas dictaminó que debido a que estaría viviendo en la cárcel, la fiscalía no demostró en el juicio de Berry capital del asesinato que ella representaba un peligro futuro.

La sentencia de la Corte reformada Berry a la vida en la cárcel, lo que significa que ella debe servir al menos 40 años antes de ser elegible para libertad condicional.

En la actualidad, Berry se enfrenta a cargos de abandono de otro bebé, que se encuentra 06 de junio 2003, en una cuneta de la carretera al sur de la ciudad.

Encontrado cubierto de hormigas en un 83 años de edad, Andrew Durham en un paseo matutino por Hillebrandt Road, este niño, Parris, sobrevivió.

Veneno de cientos de picaduras de hormigas convulsiones causadas y requirió una transfusión de sangre, de acuerdo con documentos judiciales y los archivos de empresa. El bebé fue hospitalizado durante casi un mes.

La pendiente de segundo grado, delito grave de abandono de los niños se castiga con hasta 20 años de prisión.

Si Berry no está dispuesto a declararse culpable y tienen el máximo castigo añadido a su sentencia, los fiscales dijeron que podría tratar de presentar una acusación más grave.

"Nuestra sensación es que hay más delitos que podrían ser acusados ​​de aquí", dijo el fiscal del condado de Jefferson Pat Knauth. "Así que espero que es o va a defender al máximo y que se acumulan de que en la parte superior de la cadena perpetua, o vamos a su re-procesar y juzgar a ella."

Abogado de la defensa de Berry, Douglas Barlow, dijo una declaración de hoy ha sido posible.

"Vamos a ver qué podemos hacer para tratar de resolver mañana", dijo Barlow el lunes por teléfono.

Barlow dijo que el momento de la comparecencia ante el tribunal de hoy en día no es inusual.

"Cuando alguien llega la muerte, por lo general no siguen a iniciar acciones judiciales por los demás casos, hasta que ver si la pena de muerte se va a aguantar".

El fiscal de distrito Tom Maness dijo que la decisión de perseguir el abandono del cargo ya no fue impulsado por la pena de muerte de Berry está reformando.

"Si el tribunal había afirmado que (la muerte), frase, hay una buena posibilidad de que no sería tan enérgico en tratar este asunto, que en este momento", dijo Maness por teléfono el lunes. "Pero es una pesadilla de un caso. Nosotros no lo habría despedido."

Fue el descubrimiento de Parris que Berry conectada al bebé en la basura.

Casi cinco años después de una pareja en busca de latas de aluminio encontró al bebé en un contenedor de basura en los apartamentos de estacionar en las calles del Parque y de la Florida, la muerte del niño, sigue sin resolver.

Cuando Parris fue encontrado en la carretera, las informaciones anónimas llevó investigadores del condado de Jefferson para sospechar que el niño era la hija de Berry. Y el 12 de junio de 2003, Berry fue a la oficina del sheriff y dijo a los diputados que el bebé era suyo.

Cuando Berry mostró diputados donde había arrojado una funda de almohada en la que había envuelto Parris, que era el cubo de la basura misma que se encontró a la niña muerta, llamada Esperanza del bebé por los vecinos del barrio, años antes.

Las pruebas de ADN demostraron más tarde Berry era la madre del bebé de Esperanza.

Berry dio a luz a la esperanza y Parris bebé en casa, solo, de 4 ½ años de diferencia. Ella también dio a luz un hijo, que no fue abandonado, de la misma manera. Ella siguió todos los embarazos en secreto, según documentos judiciales.

Después de la condena por asesinato capital, la custodia de Parris se le dio a su tía abuela, Joyce Johnson, y su marido, Edward Johnson, de Beaumont.

Los intentos de ponerse en contacto con los Johnson, quien también obtuvo la custodia de tres Parris 'hermanos mayores, no tuvieron éxito.

Un informe de archivo de la decisión en 2004, dijo la hormiga cicatrices de mordeduras en la cara Parris, el estómago y los brazos se estaban desvaneciendo.

El testimonio en el juicio de Berry capital del asesinato dio idea de su pasado.

Un niño tímido y cansado, según su familia, Berry dejó la escuela secundaria, pero obtuvo un diploma general de equivalencia y se convirtió en guardia de la prisión en Dayton.

Los supervisores de la prisión de Dayton dijo que trabajó duro, pero con frecuencia se perdió, sin turnos de llamada y fue despedido después de unos cuatro meses.

Cuando fue arrestada por abandonar a Parris, Berry había trabajado durante más de un año para cuidar niños en una guardería de Beaumont. La guardería ha sido cerrada por lo menos desde 2003.

Dulce Maria García


La ignorancia por la falta de estudios y por ende la mala situación económica por la que atraviesan muchas mujeres en México les hace tomar por pareja a cualquiera que muestre un poco de interés en ellas, y aprovechándose de su critica situación las hacen victimas de abuso físico y psicológico, y no contentos con esto las van llenando de niños de los cuales no se hacen cargo, y al perder el interés sexual en ellas las botan como trasto viejo, y ellas al sentirse solas, vuelven a caer en las garras de tipos con el mismo perfil y esto se vuelve un circulo vicioso, y puede pasar toda una vida y esto seguirse repitiendo o terminar en algo trágico.

Tal es el caso de Dulce Maria García que es el claro ejemplo de lo antes mencionado es el vivo ejemplo de la misoginia que hoy entrados en el siglo 21 sigue vigente en la vida cotidiana de millones y millones de personas en el mundo y lo que es mas triste es que esta gran mayoría son las mismas mujeres.,siguiendo con el tema Dulce Maria, que con sus 22 años tenia un record de cuatro relaciones fallidas, de las cuales cuatro niños avalaban cada una de estas, una quinta relación mas estaba terminando, y ella se quebró no pudo soportarlo mas, el 14 de diciembre dirigió sus pasos al metro a la estación chabacano se acercó a la orilla como esperando por el abordaje, a las seis con cuarenta termino con su vida y con el sufrimiento que venia arrastrando, bajo el tren quedo su cuerpo destrozado en la mano de la mujer se encontró un llavero en donde llevaba la foto de sus hijos, aun así se pudo identificar el cuerpo.

Cuatro días después en el domicilio de Dulce se percibe un olor muy penetrante, los vecinos lo adjudican a los pañales que se juntaban por los niños que ahí Vivian, a pesar de que a dulce y a los niños no se les había visto en estos días, esto era usual en ellos ya que no tenían un horario fijo, pero el hedor continuo y los vecinos, en especial una vecina embarazada muy cercana a Dulce, exigieron al casero que abriera la casa, a lo que el casero accedió, solo basto abrir un poco la puerta para que el olor invadiera toda la vecindad, el casero y un vecino alcanzaron a ver el cuerpecito inerte de un niño y cerraron de inmediato la puerta varias vecinas entraron en shock, momentos después se hizo el informe a las autoridades para que recogieran los cuerpos.

El informe de las autopsias dio como resultado la muerte por asfixia, al buscar a la madre, la encontraron en el semefo, quedando esto como un misterio que se llevo junto con su dolor a la tumba Dulce Maria García.

Como dato se busco a la ultima pareja de Dulce de nombre Víctor Leonardo, no como responsable, solo para tratar de dilucidar el misterio que hasta el día de hoy sigue sin resolverse.

Chany Herrera Satin


"Soy como soy, y a quien le moleste muerte con él", proclamaba Chany Herrera Santin, la asesina confesa de Cristina Martín, la joven de la localidad toledana de Seseña.

La personalidad de la menor, que ya está internada en un centro ,se convierte en protagonista mediática cada día. Los últimos datos engordan las informaciones que apuntan a un perfil macabro y violento.

"Gótica, especial, maja, cubanita y sádica". Así es como ella pidió a sus conocidos que la describieran, según publica 'El Mundo'. Supuestamente el gran error de Cristina Martín fue agregar en el Tuenti al novio de Chany.

Las imágenes de corte macabro que durante estos días han saltado a luz sobre los gustos de Chany Herrera Santin son "frecuentes", según algunos compañeros del instituto de la menor, cuyas palabras preferidas eran “matar, morir y te quiero”. También odiaba a los pijos y a quien se atreviera a quitarle a su chico.

Otros la califican como una chica consentida y mimada. "Cuando fui a su casa le gritaba a su madre si no le apetecía algo de comer", comenta una compañera de clase.

Las investigaciones en torno al caso de Seseña continúan. Ahora la Guardia Civil estudia la posibilidad de que hubiera habido algún testigo durante la pelea o alguna otra persona que conociera lo ocurrido. Por su parte, el fiscal responsable apunta que "de momento solo hay una persona implicada, pero esto no quiere decir que no pueda haber más".

22 mar. 2012

Darya Nikolayevna Saltykova


Darya Nikolayevna Saltykova (comúnmente conocida como Saltychikha en ruso Дарья Николаевна Салтыкова) (1730 - 1801) fue una aristócrata y una asesina rusa.

Saltykova era una joven aristócrata de Moscú que se hizo famosa por torturar y matar más de 100 de sus siervos, sobre todo mujeres jóvenes. Fue una sádica que se divertía abusando de sus criados. Un caso muy similar lo encontramos en el siglo XVIII con la noble chilena La Quintrala.

Saltykova era una joven aristócrata de Moscú que se hizo famosa por torturar y matar más de 100 de sus siervos, sobre todo mujeres jóvenes. Fue una sádica que se divertía abusando de sus criados.

Saltykova se casó muy joven y enviudó a los 26 años. Con la muerte de su marido, recibió una considerable fortuna y vivió junto con sus hijos y un número notable de siervos. Como señora del castillo pudo torturar y matar a muchos de sus criados sin ningún testigo.

El conocimiento de los poderes sobre las muertes de Saltykova sigue siendo una incógnita, aunque era bien conocida la buena relación de la aristócrata con la corte del zar.

De todas maneras, los parientes de las mujeres muertas hicieron una petición a la zarina Catalina II de Rusia. En 1762, la reina decidió arrestar y juzgar públicamente a Saltykova debido a un vacío legal.

El juicio se alargó durante seis años (hasta 1768), a pesar de que las autoridades avanzaban en la investigación.

Pero el Colegio de Justicia cuestionaba a algunos testigos y comprobaba el estado de la casa.

En total, la investigación acumuló cerca de 138 probables muertes, en la que la mayor parte de le atribuyeron a Saltykova. Finalmente, se le encontró culpable por torturar hasta la muerte.

Pero, como la pena de muerte fue abolida en 1754, Saltykova fue encadenada en un puente de Moscú durante una hora, con una nota colgada de su cuello en la que se podía leer: "Esta mujer ha torturado y matado." Después de ello, fue encarcelada de por vida en un convento

Dagmar Overbye



Dagmar Johanne Amalie Overbye fue una asesina en serie danesa, culpable de matar entre 9 y 25 niños (entre los cuales figuraba su propio hijo) entre 1913 y 1920.

El 3 de marzo de 1921 fue sentenciada a la pena de muerte en uno de los juicios más importantes de la historia de Dinamarca, y que supuso el cambio de la legislación sobre las cuidadoras de niños. La sentencia posteriormente fue conmutada por la cadena perpetua.


Overbye estuvo trabajando como niñera profesional, cuidando pequeños de madres solteras o de relaciones extraconyugales. Dagmar los estrangulaba o los quemaba. Los cuerpos eran incinerados o escondidos en el desván. Oberbye fue condenada por nueve asesinatos porque no se tuvieron pruebas de otros. Su abogado basó su defensa en que Oberbye había sufrido abusos cuando era pequeña, pero eso no impresionó al juez. Después de serle levantada la pena de muerte, moría en la prisión el 6 de mayo de 1949 a la edad de 46 años.

Overbye fue una de las tres mujeres sentenciadas a pena de muerte en Dinamarca en el siglo XX, todas se salvaron de la pena. Los informes de su caso se pueden encontrar en Politihistorisk Museum (Museo de la Historia de la Policía) en Nørrebro, Copenhague e, incluso, forma parte del folklore danés. Así, la escritora Karen Søndergaard Jensen escribió una novela llamada "Englemagersken", basado en los asesinatos de Oberbye, y la compañía Teatret ved Sorte Hest en Copenhague realizó una obra llamada "Historien om en Mo(r)der".

Overbye respondió a un anuncio clasificado en el periódico, donde una mujer llamada Karoline Aagesen buscaba una familia dispuesta a adoptar a su hija ilegítima recién nacida. Aagesen se arrepintió al día siguiente y fue al departamento de Overbye a pedir que ésta le devolviera a la niña. Overbye respondió que no recordaba la dirección de la familia a la que había entregado al bebé. A la madre esto le pareció extraño y dio aviso a la policía, que al día siguiente visitó el departamento y encontró primero la ropa de la niña y después su cráneo y huesos entre las cenizas de la estufa. Overbye fue arrestada y confesó los asesinatos de 16 bebés, pero por falta de evidencias sólo fue condenada por nueve cargos.

Sentencia
Pena de muerte, después revocada a cadena perpetua. Dagmar Overbye murió en prisión el 6 de mayo de 1929 a la edad de 46 años.
Víctimas confirmadas: 9 aunque se sospecha que el número real de víctimas ascendía a 29 contando al propio hijo de Overbye.

21 mar. 2012

Stella Nickell



En 1988, Stella Nickell de Seattle fue declarada culpable por manipulación de productos y dos intentos de asesinato en un extraño caso similar a los asesinatos de Tylenol. Primero, Nickell envenenó a las cápsulas de Excedrin de su esposo con cianuro, asesinándolo por el dinero de su seguro de vida. Luego, Nickell colocó otras botellas de Excedrin envenenadas en una tienda local para asegurarse de que el primer asesinato pareciera casual, resultando en la muerte de Susan Snow.

Hace trece años, en el estado de Washington, Stella Nickell fue declarado culpable de matar a su esposo Bruce, y la nieve Sue, un gerente de banco, poniendo cianuro en cápsulas de Excedrin. El crimen fue escalofriantemente similar a los asesinatos de Chicago Tylenol cuatro años anteriores. Siete personas murieron en ese caso, que nunca fue resuelto.

Ese caso se trasladó al Congreso a promulgar severas leyes manipulación. Nickell fue el primero en ser condenado. Ahora, 13 años después, el detective privado de Al Farr y su socio Paul Ciolino están en una misión para probar lo que ambos creen firmemente: Nickell es inocente. Farr dice que no hay evidencia creíble en contra de ella. 48 Horas informes sobre la búsqueda.

"Yo no soy culpable", dice Nickell. "Y no voy a dejar de luchar hasta que me lo demuestran."

Durante 19 meses, Farr y Ciolino han estado viajando por el país sin goce de sueldo, entrevistando a testigos y amigos, hablar con cualquier persona que pueda ayudarles a volver a abrir este caso. Tienen una historia de ayudar a las personas que sienten han sido injustamente condenados.

Stella Nickell creció pobre en el noroeste del Pacífico. A los 16 años, dio a luz a una hija, Cynthia. En los próximos 12 años, no sería un matrimonio fracasado y una segunda hija. A principios de 1974, cuando ella tenía 32 años, conoció a Bruce Nickell. Se casaron dos años más tarde.

Una noche de junio en 1986, llegó a casa con un dolor de cabeza y Excedrins cuatro. Nickell dice que su esposo salió en la cubierta para observar las aves, y se desplomó de repente. Fue trasladado en helicóptero a un hospital de Seattle. Los médicos dijeron que era el enfisema, pero Stella dice que nunca tuvo sentido, porque él no tenía esa enfermedad. Casi dos semanas después, se enteró de la nieve Sue. Los informes, dijo Snow murió después de ingerir cianuro Excedrin. Ella dijo a la policía, y los médicos se dio cuenta de que Bruce Nickell también había sido envenenado.

La policía se centró inicialmente en marido Webking Snow Pablo. Pero él tomó una prueba de polígrafo, pasa, y fue eliminado como sospechoso. A continuación, miró hacia Nickell.

Las autoridades comenzaron a sospechar porque ella les dijo que había comprado dos botellas de Excedrin en diferentes momentos, probablemente, en diferentes lugares. Esto parecía poco probable, porque de miles de botellas controladas en toda la región, las autoridades encontraron sólo cinco con cápsulas contaminadas, y Stella tenía dos de ellos.

Gregg Olsen, cuyo libro "almendras amargas", relata el caso, dice que es por qué el FBI se concentró en ella. ¿Pero por qué iba a traer el envenenamiento de atención de la policía en el primer lugar?

El detective Mike Dunbar, quien trabajó en el caso, dice que quería el dinero del seguro. Seguros de Bruce pagar un extra de cientos de miles de dólares si él murió por accidente, incluyendo el envenenamiento.

"Creo que probablemente mató a Bruce y se espera para averiguar que había muerto de envenenamiento con cianuro", dice.

Los investigadores en Seattle dicen que su plan fue frustrado cuando la muerte de Bruce se atribuyó a enfisema - una causa natural. Dicen que estaba desesperado por establecer una causa accidental de la muerte. Así que puso analgésicos envenenados en las tiendas, dicen ellos, esperando que alguien más iba a morir y las cápsulas contaminadas sería descubierto.

Con Dead Snow, Stella podía dar un paso adelante, y notificar a la policía. A medida que la investigación continuó, el ​​laboratorio del FBI encontró una pista importante: cristales verdes mezcladas con el cianuro. Ellos resultaron ser destructor de algas, un producto utilizado para matar las algas en los tanques de peces. Stella tenía un acuario, pero dice que nunca compró destructor de algas.

Sin embargo, Tom Noonan, gerente de la tienda de peces local, dice que ella compró destructor de algas. Según Olsen, la teoría de la policía es que Stella Nickell aplastó a los comprimidos de algas en un recipiente, y luego, cuando se mezcla el cianuro, utilizado ese mismo recipiente, sin limpiarlo. Noonan dijo que ella compró destructor de algas tanto, tuvo que orden especial para ella. Farr y Ciolino decir que no es cierto.

Aunque los investigadores estaban seguros de que tenía la persona adecuada, que tenía muy poco que llevará a un jurado: No hay huellas, ni ninguna manera de probar que Stella Nickell Alguna vez ha comprado o poseído por cianuro.

Entonces, la hija de Stella Nickell, Cindy Hamilton, comenzó a hablar con la policía. Ahora 27, Hamilton había estado entrando y saliendo de la vida de Stella desde hace años. Ella tenía un historial de abuso de drogas. Olsen dice que Hamilton y su madre tuvo una relación combativa. Ella le dijo al FBI que su madre había hablado durante años acerca de matar a su marido, y se fue a la biblioteca para investigar las plantas venenosas y cianuro.

"Empecé a leer libros para saber lo que las plantas que podría tener en la propiedad que sería un peligro para los niños y las mascotas", dice Stella. El FBI encontró huellas de Stella en varios libros. Stella dice que investigó el cianuro después de la muerte de su marido.

Un año y medio después de que Bruce murió Nickell, Stella Nickell fue detenido y fue sometido a juicio en un tribunal federal. Hamilton declaró. Aunque la defensa impugnó su credibilidad, el jurado le creyó y condenado fatalmente Stella, de envenenar a su marido y nieve Sue.

Cindy Hamilton se pagó una recompensa de 250.000 dólares por su ayuda en el caso contra su madre. El dinero de la recompensa vino de asociación comercial de un fabricante de droga. Durante el juicio, la recompensa nunca fue puesto en evidencia.

Abogado de Stella no dijo nada acerca de la recompensa, porque se hizo un trato. La defensa estuvo de acuerdo de no interrogar a Cindy acerca de la recompensa. A cambio, la fiscalía acordó no revelar que Cindy dijo que se dieron a conocer cuando se enteró de que su madre dio positivo en un polígrafo.

"Mi creencia es que el polígrafo era un ardid para tratar de forzar una confesión de ella", dice el nuevo abogado de Stella, Carl Colbert. Colbert dice que él nunca ha visto el gráfico de polígrafo, a pesar de que ha pedido. Su primer abogado también pidió que se lo vea, y nunca lo hizo.

Los detectives también pregunta cómo ella por primera vez a un sospechoso. En un principio se llamó a la policía y entregó dos botellas de Excedrin. "¿Por qué en el mundo iba a tener una segunda botella de cápsulas contaminadas allí sentado esperando a entregar a la policía", pregunta Farr.

La policía dice Stella les dijo que los compró en diferentes momentos, probablemente, en diferentes tiendas. Stella lo niega, y dice que ella les dijo que no sabía dónde había comprado las botellas. Amigo de Stella AJ Rider, dice que ella estaba con Stella cuando compró dos botellas de Excedrin en una tienda llamada Albertson. El gobierno dice que todos los documentos requeridos fueron entregados.

Los detectives descubrieron un memorándum del FBI que parece apoyar la cuenta del jinete. Se ha encontrado entre un millar de páginas que nunca fueron entregados a la defensa. En estos documentos, hay informes acerca de otros posibles sospechosos y las huellas dactilares misteriosas en la botella Sue Snow. Otra nota menciona que dos botellas de Stella Excedrin vino de una tienda, Albertsons. El FBI se negó a comentar.

Rider nunca fue llamado a declarar. Vivía con los meses Nickells antes de que Bruce muriera. Pero por el momento del juicio, dice Rider, el FBI había convencido de que su amigo era el asesino. Ella se negó a ayudar al equipo de la defensa. Unos años más tarde, sin embargo, tuvo un cambio de corazón. "Todo tipo de solo caí en la cuenta, espera un minuto, se trataba de una configuración de todo", dice ella.

Farr y Ciolino hablado con otras personas que también fueron premiados por su papel en el caso. Vecino de Stella, arena Scott, se convirtió en un espía para el FBI. Le pagaron $ 7.500. Incluso registraron la casa de Stella para destructor de algas. Ella no encontró ninguno, algo que el jurado nunca más se supo. Noonan, el gerente de la tienda de pescado, se pagó una recompensa de $ 15.000.

Stella no es perfecto: Una vez, pasó cuatro meses en la cárcel por fraude con cheques. Cuando Cindy tenía 9 años, Stella fue acusado de golpearla con una barra de cortina, los moretones de sus piernas. Stella niega abusar de sus hijos: "(Hamilton) no se siente bien Ella quería quedarse en casa no había nada mal con ella le envié a la escuela, le dijo a la enfermera que le había venció por la mañana Me arrestaron y.... Yo estaba solo en la cárcel durante la noche. "

Stella, que recibió la orden de ir a terapia, dice que su hija estaba celosa de ella.

Farr y Ciolino creen que la búsqueda de Hamilton es la clave de su caso. Después de buscar durante meses, la encontraron en el sur de California. En unas pocas semanas, Farr se reunió con ella dos veces. Ella dijo que ella no testificó para la recompensa.

No están seguros de que el diálogo va a llevar. "A veces puede ser muy, muy hábilmente evasiva", dice Farr.

Ella está de pie por su testimonio de que su madre le había hablado de matar a Bruce, aunque nunca confesó, dijo Stella. Ella le dijo Farr que no está seguro de que su madre es realmente culpable.

Sobre la base de sus nuevos hallazgos, el equipo de la actualidad jurídica de Stella presentó una solicitud de un nuevo juicio. Sin embargo, investigadores de la policía y el gobierno federal sigue firmemente que ella es culpable. Los detectives dicen que simplemente no sabe quién es el asesino.

"Es muy posible que el verdadero asesino anda por ahí por ahí," dice Farr. "Pero lo más importante, sé que no lo hizo y eso es Stella Nickell."

Amy Duggan Archer-Gilligan


"Sister" Amy Duggan Archer-Gilligan (1868-1962) fue una propietaria de un hogar de ancianos en Windsor, Connecticut y asesina serial que sistemáticamente asesinó al menos cinco personas por envenenamiento; una de esas personas fue su segundo esposo, Michael Gilligan, y el resto eran residentes de su hogar de ancianos. Es posible que estuviera involucrada en más muertes; las autoridades encontraron 48 muertes totales en sus casas de ancianos.


Entre 1907 y 1917, habían 60 muertes en el hogar Archer. Los familiares de sus clientes habían sospechado, ya que marcó un gran número de sus residentes que fallecían. Sólo 12 habían muerto entre 1907 y 1910. 48 habían muerto entre 1911 y 1916. Entre ellos estaba Franklin R. Andrews, un hombre aparentemente sano. En la mañana del 29 de mayo de 1914, Andrews estaba haciendo jardinería en el hogar Archer. Su salud de repente colapsó en un día. Había muerto en la tarde. La causa oficial de muerte fue úlcera gástrica. Su hermana Nellie Pierce heredó sus papeles personales. Pronto se dio cuenta en ocasiones donde Archer-Gilligan presionaba a Andrew por dinero. Los clientes de Archer-Gilligan mostraban un patrón de morir poco después de darle a su cuidadora grandes sumas de dinero.



Mientras las muertes continuaban, Pierce informó sus sospechas a la fiscalía local, que en su mayoría no le hizo caso. Pierce luego llevó su historia a Hartford Courant, un periódico. El 9 de mayo de 1916, fue publicado. Unos meses después, la policía comenzó seriamente a investigar el caso. La investigación tomó casi un año en completarse, pero los resultados eran interesantes. Los cuerpos de Gilligan, Andrew y otros tres residentes habían sido exhumados. Los cinco habían muerto por envenenamiento, por el arsénico o estricnina. Los comerciantes locales fueron capaces de dar testimonio que Archer-Gilligan había estado comprando grandes cantidades de arsénico, supuestamente para "matar ratas."



Archer-Gilligan fue arrestada y juzgada por asesinato, inicialmente por cinco cargos, en última instancia, su abogado logró que los cargos se reducieran a un solo cargo. El 18 de junio de 1917, un jurado la encontró culpable, y fue sentenciada a muerte. Se le dio un nuevo juicio en 1919. Se delcaró locura, mientras que Mary Archer testificó que su madre era adicta a la morfina. Archer-Gilligan fue declarada culpable de asesinato en segundo grado y fue sentenciada a cadena perpetua.



En 1924, Archer-Gilligan fue declarada mentalmente incapacitada y fue trasladada al Hospital Connecticut para enfermos mentales en Middletown, donde permaneció hasta su muerte, el 23 de abril de 1962....

Jasmine Richardson



Su hermano pequeño suplicó por su vida, "tengo miedo. Soy demasiado joven para morir", antes de que su hermana le apuñaló en el pecho, y su novio le cortó la garganta.
Al asesinato de los niños, es chocante. Aún más chocante e inimaginable es cuando los niños asesinan a sus propios padres. La persona más joven acusado de múltiples cargos de asesinato en Canadá, luego de 12 años, Richardson Jasmine, y su entonces novio 23 años de edad, Jeremy Steinke asesinado no sólo a sus padres, Marc y Debra, sino también a su hija de 8 años de edad, hermano de Jacob en el frío sangre.

El 23 de abril de 2006, los cuerpos de Marc y Debra Richardson, y sus 8 años de edad, hijo de Jacob, fueron descubiertos en su casa, por un niño de 6 años que vio el cuerpo tendido en el suelo a través de una ventana. Cuerpos sin vida de Marc y Debra fueron descubiertos en el suelo en la primera planta, mientras que al pequeño Jacob se encontró arriba, acostado en una cama. La policía descubrió que la pareja hija de 12 años, Jasmine Richardson, no estaba en la casa, y temían que había sido posiblemente secuestrado. Sin embargo, las pruebas empezaron a acumularse con rapidez, que gobernó a cabo el secuestro, y se refirió a su participación en los asesinatos.

Al día siguiente, el 24 de abril de 2006, Jasmine y su novio Jeremy se encuentra a 100 kilómetros de distancia, y ambos fueron arrestados y acusados ​​de 3 cargos de asesinato en primer grado.

¿Qué pasó y por qué? "Yo lo quería mucho, pensé que iba a unirnos más".
De 23 años Jeremy Steinke, que era parte de la muchedumbre gótica, y también proclamó que era un hombre lobo 300 años de edad, supuestamente se reunió 12 años de edad Jasmine Richardson en un concierto de punk rock en 2006. Jasmine de inmediato se enamoró de él, y con el goth estilo de vida. Estaban enamorados, tras las rejas en espera de juicio, Jeremy llegó a proponer a Jasmine a través de cartas desde la cárcel que intercambiaron. Ella aceptó.

Cuando la familia de Jasmine se enteró de su novio 23 años de edad hombre lobo, que se puso furioso, tierra de ella, y prohibiéndole que lo vean. Para Jasmine, y Jeremy, esta fue razón suficiente para que mueran.

Aunque Jasmine había discutido con sus amigos, en más de una ocasión, que ella estaba pensando en matar a sus padres, ninguno de ellos la tomó en serio. Durante el juicio, se podría afirmar que no lo decía en serio, que era sólo "una conversación muy estúpida". Por desgracia para sus padres y su hermano más joven, se convirtió en una realidad.

Si bien la búsqueda de pruebas, y en busca de un motivo para los asesinatos horripilantes, la policía llegó a través de múltiples cuentas en línea que pertenecían tanto a Jasmine y Jeremy. Sería fácil suponer que Jeremy, siendo la mayor en la relación, fue el que ideó el plan, pero sus cuentas en línea le dijo una historia diferente. Entre los más evidentes fueron dos mensajes, el primer mensaje, enviado de Jasmine con Jeremy leer "tengo este plan que comienza con ellos y me mata termina conmigo que viven con usted.". El otro mensaje fue publicado en un Windows Live Spaces cuenta perteneciente a Jeremy, que había escrito;

"Pago de las rentas de mi amante es totalmente injusto;! Dicen que lo que realmente importa, que no saben lo que está pasando en la [sic] acaba de asumir como su codicia sigue consumiendo, poco a poco se está volviendo loco Ella continúa gracias.. que he venido, en su vida para ayudarla a salir, y dejar de hacer lo que siempre está tratando de gritar. Se trata de total de mierda. Sus gargantas que quiero cortar. Ellos se arrepentirán de la mierda que han hecho. Especialmente cuando veo a él que se han ido. Se pagará por su insulince [sic]. Finalmente no habrá silencio. Su sangre será el pago! "

Menos de un mes más tarde, los padres de Jasmine pagaron con su sangre, al igual que Jeremy había escrito. En esa fatídica noche, Steinke atacó por primera vez la madre de Jasmine y la planta baja padre, apuñalando a ambos a la muerte. A continuación, subió las escaleras, donde Jasmine procedió a apuñalar a su hijo de 8 años de edad, Jacob su hermano en el pecho, mientras él se declaró por su vida. Jeremy luego lo remató cortándose la garganta. Jasmine declaró en el juicio que se le gorgoteo. Dijo que el motivo de su decisión de matar a su hermano fue que ella pensó que era cruel dejar a vivir sin sus padres. Dos horas después de la muerte de sus padres y su hermano, Jazmín y Jeremy se estaban riendo y besándose en un restaurante cercano.

En el juicio, cuando se le preguntó por qué había asesinado a sus padres y su hermano pequeño, Jasmine dijo: "Yo lo quería mucho. Pensé que iba a traernos más cerca".

Prueba, el veredicto y sentencia
Jasmine Richardson fue a juicio en junio de 2007. Ella tenía 14 años de edad en el momento. Ella se declaró no culpable de 3 cargos de asesinato en primer grado. El juicio duró aproximadamente un mes, y en julio de 2007, después de 3 horas de deliberación, el jurado devolvió el veredicto: culpable de todos los 3 aspectos.

En noviembre de 2007, Jasmine fue condenado a 10 años de prisión, que es el máximo permitido por la condena de la Juventud Ley de Justicia Penal. La ley establece que los presos que eran menores de 14 años de edad en el momento de cometer el acto no pueden ser acusados ​​como adultos, y puede ser condenado a una pena máxima de 10 años.

Pena de Jasmine incluye crédito por 18 meses por el tiempo cumplido, con 4 años que se pasó en un centro psiquiátrico, seguido de 4 y 1/2 años en los que estarán bajo la supervisión condicional en la comunidad. A partir de la redacción de este artículo, en noviembre de 2010, Jasmine le queda un año para completar uno de los 4 años requeridos por la condena en un centro psiquiátrico, y luego se sirve a su vez bajo la supervisión condicional en la comunidad. En 2015, se habrán completado su sentencia, y ser puesto en libertad a la edad de 23 años.

En diciembre de 2008, el novio de Jazmín de Richardson y cómplice en el asesinato de sus padres y su hermano, Jeremy Steinke, fue encontrado culpable de 3 cargos de asesinato en primer grado y sentenciado a 3 cadenas perpetuas concurrentes en la cárcel. Él será elegible para libertad condicional después de cumplir 25 años.

2012 - Jasmine ha sido liberada!

Jasmine Richardson, de acuerdo con las directrices de su sentencia, ha sido liberada y está cumpliendo una condena condicional bajo supervisión en la comunidad. Más joven condenado por Canadá múltiples asesino ha, a partir de septiembre de 2011, se entro al primer año en la Universidad Mount Royal en Calgary, Alberta. Ahora 18 años de edad, se ha pasado 6 años desde Jasmine asesinó a sus padres y su hermano pequeño.

Eugenia Falleni




En el momento de su detención, Harry Crawford trabajaba en un hotel de Stanmore como limpiador y estaba casado con Elizabeth King Allison. La policía lo capturó y le hizo la ficha bajo la acusación de haber asesinado a su anterior mujer, Annie Birkett, desparecida tres años antes tras decir a un familiar que había descubierto algo sorprendente sobre Harry. Para justificar su desaparición, el detenido había dicho a sus vecinos que ella se había fugado con el fontanero. El hijo de Birkett, de un matrimonio anterior, puso a la policía sobre la pista tras la aparición del cadáver de su madre en 1917 en un lugar llamado Lane Cove. Los pruebas demostraban que Crawford había llevado a su esposa hasta un lugar apartado y allí la había apaleado hasta dejarla inconsciente. Después había quemado el cuerpo y se había deshecho de él.

La historia de Eugenia Falleni se hizo bastante popular hace unos años en Australia e incluso se escribió una biografía. La historia de aquella inmigrante italiana es aún más rocambolesca: había empezado a disfrazarse de hombre para conseguir trabajo como marinero en los barcos del Pacífico. Después decidió seguir con la farsa, aunque por el camino tuvo una hija que entregó a una pareja a la que explicó que la madre había muerto. En 1912, bajo la identidad de Harry Crawford, había conocido a la viuda Annie Birkett a la que embaucó para casarse años después. El día que descubrió la verdad, Falleni asesinó a la mujer e intentó hacer lo mismo con el hijo, al que pretendía tirar por un precipicio.

Algunas fuentes aseguran que la imitación era tan perfecta que entre las pertenencias con las que entró a prisión, en una maleta, había un objeto de madera y goma en forma de pene que utilizaba para disimular. El juicio se celebró en 1920 y Falleni fue condenada a muerte por el delito de asesinato, aunque su pena fue conmutada posteriormente por cadena perpetua. Salió de la prisión de Long Bay en febrero de 1931 bajo la identidad de Jean Ford y vivió de incógnito hasta que en 1938 un atropello le costó la vida.

20 mar. 2012

Landu G


na mujer mató a golpes a sus dos hijos, de seis y siete años de edad, en la localidad belga de Alost por creer que se habían vuelto vampiros y que le iban a atacar, publicó hoy la prensa local.

'No eran mis hijos. Eran vampiros que querían mi sangre y les he vencido', habría dicho la madre, Landu G., de 30 años, a agentes investigadores, de acuerdo con el diario Le Soir. Según la policía la mujer sufre de esquizofrenia y el día de la matanza, ocurrida el viernes, había consumido cannabis.

'Los niños se han defendido con fuerza. La madre parece no comprender qué ha pasado. Tiene alucinaciones', explicó Renzo Ottoy, portavoz de la comisaría de Termonde, responsable del caso, al diario Le Soir. Landu G. está detenida en el ala psiquiátrica de la prisión de Termonde y enfrenta cargos por doble asesinato.

La comisaría inició también una investigación sobre la actuación de la policía en el caso luego que se diera a conocer que la noche del crimen unos vecinos llamaron a los agentes de seguridad para quejarse del ruido procedente de la casa donde los niños fueron asesinados.

Los seis policías que se desplazaron hasta el local afirmaron que llegaron hasta la puerta de la casa y constataron que el ruido había cesado y que no había ninguna situación de peligro. 'Por eso, juzgaron que no había motivo para entrar en esta propiedad privada', explicó el representante del ministerio público.