7 ago. 2012

Silvia Contreras


Los habitantes de las calles Mejía y Juan X Marcos (pleno centro de Babahoyo. Ecuador), acusan a Silvia Contreras, de 19 años, de haber matado a punta de golpes a su hija de 5 meses de nacida. 

La madre, adicta a las drogas y al alcohol, tenía por costumbre maltratar a la pequeña cada vez que lloraba de hambre. La última vez que la niña se quejó, Silvia decidió acabar con la vida del indefenso ser que llevó en su vientre durante nueve meses. Sus vecinos la conocían como una mujer problemática y escandalosa, por ello temían denunciarla a las autoridades. 

La paseó muerta en un cartón por varias horas Según versiones de los moradores del sector, una vez que la criatura dejó de existir presuntamente por los golpes que le propinó su madre, esta la metió en un cartón y recorrió con ella por varias horas las calles de Babahoyo, pidiendo limosna para poder sepultar. Personas solidarias que conocieron el caso denunciaron el presunto crimen, pero nadie ha hecho nada por investigar el supuesto asesinato, a tal punto que ni siquiera en el parte policial aparece un informe. 

Lo cierto es que la menor fue sepultada la tarde del martes sin que se le haya practicado la autopsia de ley, todo porque un médico identificado como Tirson Vizueta Prado elaboró un informe en su consultorio y certificó que la menor habría muerto por un problema cardio-respiratorio por descuido de la madre, dejando a un lado los golpes y los moretones que presentaba la inocente infante. Su madre dice lo contrario Un tanto nerviosa, la madre de la menor quien tiene un tatuaje en su brazo derecho, y una herida en la cabeza, dijo lo contrario. 

Afirmó que "desde que nació su hija presentó problemas cardio-respiratorios". También estuvo a la defensiva y no permitió que este medio se acercara al féretro de la menor, peor hacer gráficas. La mujer tiene dos hijos más, pero están al cuidado de otros parientes, porque vive en la calle y en la noche pide posada a los guías de la cárcel en Babahoyo. 

Pero serán las autoridades policiales las que se encarguen de investigar el caso y poner a órdenes de la justicia a esta mujer si se llegase a confirmar de que terminó con la existencia de su propia hija.