21 dic. 2012

Perla Rubi Rivas Juárez

La estudiante de derecho, Perla Ruby Rivas Juárez, de 31 años, cansada del maltrato que recibía por parte del padre de sus dos hijas, con la complicidad de su amante decidió darle muerte a su esposo y tirarlo en despoblado para no levantar sospechas. En su declaración ministerial, la mujer acusada de participar en el homicidio de su marido, aseguró que en su matrimonio con Rafael Aldama Campos sufría de constantes agresiones verbales y físicas, por lo que hace 15 días decidió separarse y poner fin a su relación.

Fue la mañana del lunes cuando el empleado de “comparte banco” llegó a la casa de su aún esposa con la intención de saludar a sus hijas de 13 y 14 años, sin imaginar que el amante de su mujer ya lo esperaba para darle muerte. Un pelea verbal entre Perla Ruby y Rafael Aldama desencadenó el trágico hecho, ya que cuando el occiso se disponía a salir de su antiguo hogar fue sorprendido por Gilberto Martínez, “El Ruso”, mismo que se escondía atrás de la puerta principal. “El Ruso”, decidido a quitar de en medio a su rival de amores, sin ningún miramiento a Rafael Aldama, lo tomó por la espalda y con su brazo le apretó el cuello hasta lograr desvanecerlo, para luego propinarle una serie de patadas en la cabeza. Al ver que el hoy occiso aún respiraba, Gilberto Martínez, ante la mirada cómplice de Perla Ruby, con el propio gafete de Rafael Aldama lo terminó por estrangular. 

 Para no levantar sospechas acerca del homicidio que cometieron Perla Rubí y su amante Gilberto Martínez, la pareja decidió sacar por la parte trasera de la vivienda en el barrio dos de Cloete, el cuerpo sin vida de Rafael Aldama Campos. Pusieron el cuerpo del hoy occiso a la cajuela de un automóvil Ford Focus modelo 1999, color rojo, propiedad de la señora Perla Rubí Rivas. Según las declaraciones ministeriales de ambas personas ante la Fiscalía General, detallaron que al filo del mediodía partieron de la casa en Cloete y tomaron el Libramiento Cuauhtémoc. 

Perla Rubí tomó el coche Chevrolet Chevy que era propiedad de su marido, mientras que su amante, “El Ruso”, utilizó el Ford Focus. El delegado regional de la Fiscalía, David Rangel Morales, informó que en el Barrio Dos de la villa de Agujita, sobre el libramiento Cuauhtémoc, dejaron estático el Chevy y la joven Perla Rubí abordó el Focus para trasladarse a la colonia 50 aniversario. 

La Policía Municipal encontró el coche gris abandonado en el libramiento, luego de que algunos de los compañeros de trabajo de Rafael Aldama Campos lo reportaron a las autoridades. Informaron que su compañero no se presentó a trabajar y temían que le pasara algo. Datos con los que cuenta la Fiscalía señalan que el mismo lunes al mediodía dejaron el cuerpo en el terreno baldío. Utilizaron uno de los caminos de terrecería y a un lado del camino bajaron a Rafael Aldama y lo dejaron en el sitio.

13 dic. 2012

Kiusta Karina Hidalgo




Las autoridades judiciales liberaron a Kiusta Karina Hidalgo que en 2007 mató de un tiro a su consorte de nacionalidad norteamericana, Kenneth Augustus Kinzel, a quien luego desmembró. 

Tras permanecer cuatro años en las cárceles del Sistema Penitenciario Regional de Estelí, Nicartagua la asesina que fue sentenciada el 20 de noviembre de 2007 a cinco años de presidio, será trasladada a un centro de readaptación social que queda fuera de la región segoviana. 

Pese al hermetismo que han mantenido los funcionarios del Juzgado Especial para menores de Estelí y la Fiscalía, se conoció extraoficialmente que el Ministerio Público se opuso al traslado de la sentenciada al centro de readaptación, pero como tuvo buena conducta en el Sistema Penitenciario y ya cumplió más de la tercera parte de la condena, las autoridades judiciales le concedieron la libertad condicional con dos años a prueba. Se bachilleró Aunque desde 2008 los funcionarios del Sistema Penitenciario no permiten que los periodistas se acerquen a esas instalaciones, se conoció que la muchacha logró completar el bachillerato estando presa. 

 Además, se integró al trabajo dentro del Sistema Penitenciario, también estudió un curso de electricidad y costura, y formó parte de un equipo de fútbol femenino dentro del penal. De acuerdo con la acusación presentada por el Ministerio Público, la adolescente mató de un impacto de bala al norteamericano a la medianoche del 14 de mayo de 2007, luego que éste supuestamente llegó borracho a la casa, ubicada en el barrio “El Calvario”, donde convivían. 

El crimen La muchacha tomó la pistola que el norteamericano portaba, luego que éste supuestamente amenazó con matarla para sacarle del vientre a la criatura que estaba gestando. Por eso ella supuestamente se llenó de miedo e ira, tomó el arma que Kinzel dejó sobre la mesa y le disparó, luego desmembró el cuerpo y lo enterró en distintas partes del departamento de Estelí. El bebé que nació de la relación entre la víctima y su victimaria falleció a los tres meses, por muerte súbita, en un centro de protección capitalino, sitio al cual fue trasladado por órdenes de los funcionarios del Ministerio de la Familia de Estelí.

12 dic. 2012

María del Rosario Monzón


La viuda de un militar que fue asesinado en esta ciudad y el novio de su hija podrían ser condenados a prisión perpetua por ese crimen, ocurrido hace nueve meses. Esa fue la pena pedida por el fiscal que interviene en el juicio, quien consideró que la mujer convenció al joven para librarse de su marido y poder cobrar un seguro de vida. 

El delito que se les imputa es homicidio calificado por premeditación y alevosía, y en el caso de la mujer agravado por el vínculo. Todo ocurrió en la noche del 14 de julio del año pasado. Ese día el suboficial retirado del Ejército, Miguel Angel Salguero, de 52 años, salió a caminar junto a su mujer, María del Rosario Monzón (44). Tomaron un sendero entre unos arbustos y unos minutos después la mujer salió corriendo y comenzó a pedir auxilio a los gritos. Aseguró que tres personas habían intentado asaltarlos. 

Dijo que su marido se había trenzado en una pelea y que ella había logrado escapar. Cuando una patrulla llegó al lugar, encontró al militar agonizando. Había recibido tres disparos. Le faltaban su reloj y 25 pesos. Murió poco después. La Policía desconfió de la versión que dio la mujer. 

El primer indicio extraño fue que, tras una supuesta pelea, el militar siquiera tenía la ropa desarreglada. El forense confirmó que no tenía golpes ni lastimaduras. Y al día siguiente un rastrillaje permitió hallar una mochila con balas y un documento a nombre de Maximiliano Calvo (19), novio de una de las hijas de la pareja. Calvo fue detenido y confesó el crimen. Dijo que lo hizo por pedido de su suegra. Explicó que él hizo el primer disparo y que ella "lo remató en el piso". En el juicio oral dijo que había sido obligado hacer esa declaración. Su defensor alegó además que la policía "plantó las pruebas", y pidió su absolución o que se lo condene sólo por lesiones graves, al considerar que el primer disparo no ocasionó la muerte al militar. 

Por su parte, el defensor de la mujer pidió su absolución. Pero el fiscal de Cámara, Enrique Sánchez Gavier, solicitó que se condene a los dos imputados a prisión perpetua al considerar probado que se asociaron para matar al militar. A su criterio, Monzón decidió matar a su esposo para cobrar su seguro de vida y otros beneficios, que en total sumaban unos 32.000 pesos. 

Dijo que la mujer contrató al joven para concretar el crimen y, para convencerlo, le dijo que sólo así podría estar tranquilo con su novia, ya que el militar se oponía a esa relación. Sánchez Gavier dijo que el joven, abrumado por lo que había hecho, no logró encontrar la mochila que había escondido entre los arbustos, dato que permitió rearmar la historia.

6 dic. 2012

Zulema Torres


Zulema Torres pagó 461,8 dólares para que entrarán a la casa de la joven y la atacaran.

La argentina de 66 años fue detenida acusada de haber contratado a dos hombres para que violaran a su nuera en la propia casa de la imputada, informaron hoy fuentes policiales. 

Los dos hombres acusados de golpear y violar a la mujer, de 27 años, en la vivienda de su suegra, en la localidad bonaerense de Pilar, también fueron apresados, dijeron los portavoces a medios locales. Según las fuentes, la detenida, identificada en los medios como Zulema Torres, pagó 2.000 pesos (461,8 dólares) a los hombres para que atacaran a la víctima en su domicilio. 

Los investigadores concretaron las detenciones luego de que una testigo de identidad reservada relatara lo ocurrido y estableciera la identidad de los autores. En su testimonio, el esposo de la víctima también implicó al parecer a su madre en el hecho. "Están los elementos suficientes como para determinar que el hecho está resuelto", manifestó el comisario inspector Horacio Martínez a medios locales.