27 feb. 2014

Blanca Esthela Salazar Castro

Un pequeño de tan solo seis años de edad perdió la vida en manos de su madre, quien lo golpeó en varias ocasiones hasta causarle la muerte en Nuevo Laredo.

Blanca Esthela Salazar Castro, de 39 años de edad, fue detenida por la Procuraduría General de Justicia en Tamaulipas (PGJ), para ser investigada sobre la muerte del menor que presentaba huellas de violencia que le provocaron la muerte.

Los hechos ocurrieron en la colonia Alianza en el domicilio de privada Rubí número 1224, casa de Salazar Castro, donde Alan Alexander Cabello Salazar el ahora occiso, fue encontrado en la cama donde dormía, luego de la agresión que recibió por parte de su madre.

Fue su hermano mayor, Jorge Alberto Cabello Salazar, quien al llegar de su trabajo se dio cuenta de los múltiples golpes que el pequeño Alan Alexander presentaba, al dirigirse a la recámara de la ahora filicida, quien se encontraba tranquilamente dormida, para cuestionarle sobre lo ocurrido, ésta confesó los hechos.

Según las primeras investigaciones de la PGJ, el menor fue trasladado a una clínica local para recibir atención médica de urgencia, sin embargo, a pesar de los esfuerzos por salvarle la vida, el personal médico dio a conocer que el pequeño habría fallecido.

El parte médico informó, que Alan Alexander presentaba una herida cortante de aproximadamente diez centímetros de longitud en el occipital de lado derecho, además de una herida de nueve centímetros de longitud en el occipital lado izquierdo, hematomas en ambos globos oculares, desprendimientos de piezas dentales hacia el interior de la boca y desprendimiento de un pedazo de la lengua.

Blanca Esthela Salazar Castro, será interrogada en las próximas horas por las autoridades, para ayudar en el esclarecimiento del caso.

17 feb. 2014

Elvy Gabriela Castro Ortiz

Guanajuato, Gto , 9 de julio 2004- Una joven de 16 años resultó ser la homicida de sus abuelos septuagenarios y de su hermana de 8 años, con quienes estaba viviendo durante sus vacaciones en el domicilio de ellos en Celaya, en un crimen que ha conmocionado a los habitantes de esta ciudad.

Celaya ha ocupado en los últimos años el primer lugar en índice delictivo entre los 46 municipios del estado La joven –originaria del Distrito Federal, donde viven sus padres– aseguraba que un grupo de hombres encapuchados había irrumpido violentamente en la vivienda –ubicada en la colonia Alfredo V Bonfil– en la madrugada del lunes 5, y después de asesinar a cuchilladas a sus abuelos y a su hermana menor, dejaron una advertencia de que irían por el resto de la familia. 

El procurador Miguel Valadez Reyes informó que como resultado de las pruebas periciales, reconstrucción de los hechos y exámenes forenses, se encontraron varias contradicciones con la declaración ministerial de la joven, Elvy Gabriela Castro Ortiz, quien aseguró que fueron cuatro hombres y una mujer con los rostros cubiertos los que tocaron la puerta de la casa de sus abuelos y entraron para asesinarlos “Al caer en una serie de contradicciones sobre la mecánica y cronología de los hechos, finalmente Elvy Gabriela Castro confiesa y señala que ella es la responsable del triple homicidio y acepta haber inventado sus primeras declaraciones” La joven narró que al encontrarse de vacaciones en casa de sus abuelos, éstos le negaron el permiso para estar fuera de la casa hasta muy noche, por lo que se molestó con ellos y decidió matarlos, lo mismo que a su hermana, a fin de no dejar testigos La Procuraduría de Justicia confirmó, además, haber encontrado huellas de pisadas de la muchacha en el escenario del crimen, así como salpicaduras de sangre en sus ropas, mismas que se produjeron –según los peritajes– al acuchillar a sus víctimas.

Al conocer estos crímenes, habitantes de las colonias vecinas reclamaron a las autoridades la situación de inseguridad que vive Celaya, y convocaron a una marcha contra la inseguridad que se efectuará mañana sábado por la mañana Este viernes se había confirmado la participación de vecinos de al menos 30 colonias en esta marcha denominada “Contra la corrupción y la impunidad Al frente de la marcha aparece Israel González Arreguín, un exdirigente del Partido Cardenista identificado durante muchos años como comparsa del PRI, por lo que los motivos de esta manifestación han sido denefestrados por el gobierno municipal y algunos partidos políticos No obstante, hay consenso entre los celayenses sobre el clima delictivo que se vive en su ciudad, que sólo en el mes de mayo registró 886 denuncias por diversos ilícitos ante el Ministerio Público, con la incidencia más alta de todo el territorio guanajuatense, casi al doble del municipio que le sigue, León –el más grande del estado.


La foto de la "niña" no se encuentra en la red, por ser "menor de edad"

16 feb. 2014

Miranda Barbour



Miranda Barbour, detenida por matar a un hombre, informó a un diario que cometió estos homicidios desde Alaska hasta Carolina del Norte. 

SUNBURY, Pensilvania. Feb 2014- Una mujer acusada junto con su marido de matar a un hombre al que atrajeron mediante un anuncio en internet reconoció durante una entrevista para un periódico haber cometido el homicidio, y aseveró que ha matado a más de 20 personas en diversas partes del país. En entrevista para el periódico Daily Item de Sunbury, Miranda Barbour dijo que desea declararse culpable del homicidio de Troy LaFerrara, perpetrado en noviembre. También aseguró en la entrevista efectuada desde la cárcel que ha matado cuando menos a otras 22 personas, desde Alaska hasta Carolina del Norte, en los últimos seis años como participante de un culto satánico. Creo que llegó la hora de contarlo todo.

No me interesa si me creen. Sólo quiero contarlo", expresó Barbour, según el texto que difundió el periódico el sábado por la noche. El jefe de la policía de Sunbury, Steve Mazzeo, dijo al Daily Item que los investigadores están al tanto de las afirmaciones de Miranda Barbour sobre otros homicidios. Agregó que están "sumamente preocupados" y que se han puesto en contacto con los cuerpos de policía de otras demarcaciones. 

 En un comunicado emitido el domingo, la división del FBI en Filadelfia dijo que había establecido contacto con la policía de Sunbury y que "ofrecerá cualquier asistencia requerida para el caso". El abogado de Miranda Barbour no respondió de inmediato mensajes de The Associated Press dejados en su oficina el domingo. Mazzeo no respondió de inmediato un mensaje dejado en su oficina el domingo para solicitar un comentario. Los abogados de Barbour y su esposo, Elytte Barbour, de 22 años, han solicitado evaluaciones psiquiátricas para sus clientes. El abogado de Miranda Barbour también pidió la semana pasada a un juez que desechara las declaraciones que hizo antes de que se presentaran cargos en su contra. 

El defensor público Ed Greco dijo en la moción que Barbour no tuvo acceso a un abogado a pesar de las reiteradas peticiones hechas durante dos entrevistas con la policía. Barbour dijo en la entrevista para el diario que quería declararse culpable en la audiencia de lectura de cargos, pero que Greco presentó a su nombre una declaratoria de inocencia. Los fiscales solicitan la pena de muerte para la pareja. 

 Miranda Barbour, una mujer pequeña de cabello castaño largo, dijo a los investigadores que conoció a la víctima, un hombre de 1.88 metros de estatura y 126 kilogramos de peso, cuando éste respondió a un anunció que ella publicó en el sitio de internet Craigslist en el que ofrecía compañía a cambio de dinero. Elytte Barbour declaró a los investigadores que cometieron el homicidio porque querían matar a alguien juntos, de acuerdo con documentos de la corte. La pareja, que se casó en Carolina del Norte y se mudó a Pensilvania unas tres semanas antes del crimen, declaró a la policía que Miranda Barbour apuñaló a LaFerrara cuando él estaba en el asiento delantero del vehículo de ella mientras su esposo lo sometía con una cuerda en el cuello. La mujer dijo en la entrevista que no quería salir de prisión y que volvería a matar si la dejan libre. Afirmó que no sentía remordimientos y que únicamente mató a "personas malas". 

Miranda Barbour dio pocos detalles sobre los homicidios en los que dice haber participado en Alaska, Texas, Carolina del Norte y California. Afirma que se unió a un culto satánico en Alaska cuando tenía 13 años, antes de mudarse a Carolina del Norte.