31 oct. 2017

¿Por qué nace The Woman who Kill?

Hace ya más de 18 años, vi por primera vez un programa de tv llamado "Autopsia" ( No recuerdo si fue en Discovery o HBO), cuyo "host" era el Dr. Michael Baden (Señorón e ídolo personal, mis totales respetos) patólogo forense de la ciudad de Nueva York, quizá suene exagerado, pero mi vida se abrió a otro panorama, para mí fue un shock saber que, con un pedazo de un cuerpo humano, los patólogos forenses sabían el sexo, edad, altura, raza y hasta la manera en que fue asesinada la persona, además de que en ese episodio, hablaron de algunos asesinos seriales, lo primero que dije fue: WOW, yo quiero hacer eso de mi vida, pero las circunstancias, la flojera y la falta de interés en TODO, me llevo por otro camino y aunque estoy arrepentida de muchas decisiones estúpidas (escolares), solo pude hacerme "fan" del tema. Empecé a leer mucho sobre medicina forense, asesinos seriales, psicología criminal, etc, (aunque no entendiera ni la mitad de las cosas por el lenguaje tan especifico que se maneja en los libros) me era realmente curioso saber que había gente que por "X" cosa, asesinaba, mutilaba, torturaba a otra persona y no llegaba a tener arrepentimiento alguno. ¿Cómo es posible que este tipo de personas despierte una fascinación al grado del escándalo en millones de personas? ¿Qué tienen los asesinos seriales que algunas personas hasta llegan a imitarlos? ¿Será que son el reflejo de lo que tenemos en lo más recóndito de nuestro subconsciente y no nos atrevemos a hacer? Respondiendo a la última pregunta, al menos yo no me veo envenenando por largo tiempo a una persona solo por venganza.

El primer acercamiento al tema que nos concierne o sea el de las mujeres que matan al que tuve acceso fue la historia de Elizabeth Bathory, por otro lado, uno de los caso más "famosos" que leí y llamo mi atención fue el de Aileen Wuornos, en sí me "saco de onda" ya que son muy pocas las asesinas seriales y esta se desquito con sus víctimas (no es justificación, claro está). Recuerdo la noticia que dieron en Tv cuando Aileen terminaba su estancia en el corredor de la muerte y era ejecutada en Florida, Estados Unidos, también recuerdo muy bien cuando dieron la noticia de que la asesina Myra Hindley murió en su celda en Inglaterra el 15 de Noviembre del 2002. Internet me ha dado miles de horas para leer sobre el tema, cada día encontraba casos, páginas dedicadas al tema (como la extinta página Archivo del Crimen, que la autora y dueña del sitio era la Criminóloga Española Pilar Abeijon), así como páginas de fans idolatrando a todos los asesinos seriales y claro, escuchar a la banda de Death Metal, Macabre.

Algunos años después, me entere sobre el libro llamado Mujeres Asesinas de un tal Richard Glyn Jones,  lo busque en libros usados, nuevos, cadenas tipo Sanborns, en la red para leerlo y pues nada que lo encuentro (y sigo buscándolo, si alguien lo tiene no me enojaría que me lo regalaran jaja). Tiempo después, vi otro libro, (sí el más famoso y comercial), el  de la periodista argentina Marisa Grinstein "Mujeres asesinas", y luego supe lo de la serie tanto Argentina, como el estreno de la versión Mexicana, (Ya después me entere de las versiones Colombiana, Española, Ecuatoriana e Italiana), me pareció un tanto interesante el que se haya conjuntado en un libro casos de puras mujeres que matan. Debo ser honesta, el texto de Marisa Grinstein lo baje de la red (¡Gracias Internet!) y después compre el libro (me gusta tener los libros en formato original y no solo en pdf…. Cuando me gustan y los encuentro), ¿Qué puedo decir? La verdad el libro es un "asco" así como la serie, vayámonos por partes, diría Jack el destripador, no es que sea "horroroso" en el sentido de que este mal escrito, sino que, no entiendo ese afán de hacer quedar a las mujeres como "víctimas" y que "no les queda otra salida", además de que odio el toque dramático y tele novelesco que le dieron (al libro y a la serie), como para justificar y suavizar los casos expuestos en el libro. Las cosas deberían de ser crudas, como realmente pasaron. Existen otros libros que me interesan leer, Ellas Matan Mejor de Francisco Pérez Abellan (Criminólogo Español a quien también admiro mucho). Básicamente, este blog nació en "respuesta" a todos aquellos casos "suavizados" donde las mujeres quedan como casi mártires, "Es que el marido la golpeaba y la trataba mal" .. ¿Y por eso lo enveneno durante 3 años hasta verlo morir? Nada que víctimas, eso es venganza de alguien que es tremendamente calculador.

La historia, menciona a un puñado de mujeres que cometieron crímenes atroces,  la mayoría de las mujeres asesinas son metódicas, calculadoras, frías, letales y nada tienen de "victimas", solo basta con leer, ver e investigar sobre el asunto, muchas utilizan el veneno para cometer sus crímenes, sobre todo para asesinar a sus maridos por dinero o venganza. El Criminólogo forense (e ídolo personal) Robert K. Ressler creador del término de "asesino serial" ( y utilizado por primera vez en el caso de Ted Bundy), el Sr. Ressler parte desde Jack The Ripper y lo cataloga "el primer asesino serial de la historia moderna de los asesinos seriales", quien tenía en 1888 a todo Londres aterrado y a la policía buscando pistas como locos por todos lados desde la primera víctima, pero mucho antes de eso, entre 1880 y 1883, en Holanda, Maria Catherina Swanenburg asesino a 27 niños envenenándolos e intento envenenar a otros 50, aparte de asesinar a sus padres, con el mismo método y todo por un fin económico, en este ejemplo, nos queda claro que ni víctima ni nada, María lo hizo con la idea muy clara, ella siguió un patrón y las víctimas tenían similitudes entre sí, salvo sus padres.

Partiendo de este caso, nos queda claro que el veneno es el método más utilizado por las asesinas a todas se les atribuye el sobre nombre de "viudas negras", hay miles de casos de viudas negras en todo el mundo, desde el país más rico hasta el más pobre, Mary Ann Cotton asesino a sus cuatro esposos, once hijos y dos amantes, con veneno  mucho antes que lo hiciera Maria Catherina Swanenburg con los 27 niños que menciono anteriormente, un caso muy sonado fue el de la noruega Belle Gunnes, que desde 1900 ya estaba asesinando maridos, para cobrar el seguro de vida, Belle asesino a 4 maridos en Estados Unidos.  En 1920, (hasta donde mis conocimientos sobre el tema llegan), el primer caso de un grupo de 50 mujeres llamadas Las Fabricantes de Ángeles de Nagyrév, se "unieron" para asesinar a sus maridos, parientes y cuanta persona se les cruzaba en el camino, solo 8 de ellas fueron ejecutadas y expuestos sus cadáveres al público en Nagyrév, Hungria, podría enumerar cientos de nombres como Judi Buenoano, Pilar Prades Santamaría, Marie Besnard, Francisca Ballesteros, Yiya Murano (Es muy extraño que la hayan detenido el 27 de Abril de 1979 y en la calle México, allá en Buenos Aires, Argentina, Jaja es el día de mi nacimiento y soy Mexicana, Grande eres Yiya), Leonarda Cianciulli, Nannie Doss, Elfriede Blauensteiner, y la Reina del Veneno Lydia Sherman, si bien Kathryn Schoonover no logro su fin, esta mujer pudo haber sido la asesina serial más prolífica de la historia, al enviar bolsitas con cianuro por correo diciendo que eran "polvos milagrosos para adelgazar", sí, en su mayoría lo hacen por dinero, pero otras tantas ¿Lo harán por diversión? No creo que alguna lo haya hecho para " saber que se siente asesinar a alguien" ¿O sí?

Un cierto número de personas, vociferan que, los asesinatos sobre las parejas, son el "resultado" de la violencia que se ejerce sobre el género (cosa que sigo sin entender y sin creer,  cuando muchas aceptan que asesinaron a los maridos por los seguros, otras por irse con el amante, etc.), por otro lado tenemos a muchísimas más personas que simplemente NO pueden creer que una mujer, que es capaz de dar vida, le quite la vida a otra persona, y más si son sus hijos, no sé, quizá sea esa ridícula idea de que "un hijo es lo mejor que te puede pasar en la vida", y no por favor, no me salgan con estupideces tan retrogradas como "el negar la maternidad, es negar la femineidad", simplemente existimos mujeres que ni nacimos para ser madres y tenemos otras prioridades en la vida, y otras, la verdad no merecen serlo y mucho menos sin son capaces de "enfermar" a sus hijos con tal de llamar la atención, como las mujeres que padecen el Síndrome de Münchhausen por poderes. No se trata de "amores frustrados", ni de "una infancia caótica" y argumentos tan ridículos como " las madres que matan, necesitaron borrar las huellas de un amor perdido", no me hagan reír, las madres asesinas son egoístas, calculadoras y frías, otras lo hacen para "deshacerse" del estorbo (¿Verdad  Diana Downs y Claudia Mijangos?) y en muchos casos, solo por "darle en la torre" a la pareja, se aferran a la idea de que con eso los destruyen solo a ellos ¿Qué culpa tienen los niños de los problemas personales y de pareja?, nada justifica a personas como, Francisca González Navarro, Theresa Knorr, Andrea Yates (Y no, el marido no debe ser investigado, ni mucho menos salgan con argumentos estúpidos de que "está mal de la cabeza", Andrea sabe la diferencia entre el bien y el mal, y eso es más que suficiente) Susan Smith, Waneta Hoyt, Christina Marie Riggs, Marybeth Tinning, Elvira Cruz Luz y Diana Lumbrera, saben lo que hicieron y todavía tienen el descaro de llorar, decir que "no saben lo que estaban haciendo", que "lo hicieron porque no encontraron otra salida" y que están arrepentidas. Sí como no.

Algunas personas podrán decir que las mujeres NO somos tan "violentas" como los hombres, error señores, las mujeres podemos ser más violentas y letales que los hombres, si se basan en que las mujeres no matan a "golpes", algunas lo hacen con armas blancas (Lizzie Borden, Rosa Caviedes, Katherine Knight está ultima  apuñalo a su marido 37 veces), solo algunas llegan a descuartizar un cadáver y otras pocas con armas de fuego, muy aparte de que no hay muchas asesinas seriales tal cuales reglas o estatutos se manejan dentro de la criminología, la mayoría de casos expuestos en este blog, son de los millones de casos que salen a la luz día a día en cada rincón del planeta, que van desde niñas de 9 años hasta ancianas de más de 70 años, casos como los de Aileen Wuornos, Klara Mauerová, Beverly Gail Allitt, Gertrude Baniszweski, Kristen Gilbert, Dagmar Johanne Amalie Overbye, Mary Flora Bell, Sanna Sillanpää, Trinidad Ruíz Mares, Emilia Basil, Sara Aldrete,  Rose Lets, Brenda Ann Spencer, Pauline Parker y Juliet Hulme, Enriqueta Martí Ripollés, Karla Homolka, Jeanne Weber, Marie Fikáčková, hasta las Poquianchis (que dicho sea de paso, ni son asesinas seriales ni nada de eso, las Hermanas González Valenzuela solo son criminales que se dedicaban a la trata de blancas, porque a contrario de lo que la gente cree, las 4 hermanas jamás se mancharon las manos de sangre, y pues sí, son las "autoras intelectuales", para eso tenían personas que les hacían los trabajos) Griselda Blanco (La Reina de la coca, quien fue una despiadada y letal criminal), Dorothea Puente, Helen Golay y Olga Rutterschmidt, Charlene Gallego, Valerie Page Parashumti y Jessica Ellen Stasinowsky y un sinfín de etc.

No sé si la gente se escandaliza más por una mujer que asesina a sus hijos o niñas menos de 12 años que asesinan personas, un ejemplo claro sería el caso de Mary Flora Bell que a sus 11 años ya había asesinado a 2 pequeños de 3 y 4 años, Pilar Paredes que asesino a sus hermanos a la edad de 9 años, Natsumi Tsuji de 11 años, le corto la garganta a una de sus compañeras y si le seguimos, podríamos encontrar a niñas más pequeñas haciendo cosas de este tipo.


Tenemos de 3 sopas, las Viudas Negras, las "Medeas" (que son la mayoría) y el resto, las que asesinan con armas, atropellando a sus maridos, sinceramente no he leído que ninguna haya electrocutado a alguna víctima,  muy pocas son Caníbales (aunque no creo que lo hagan por "saber a qué sabe la carne humana", más bien siento que no se les ocurrió otra forma de deshacerse del cadáver) y cientos de leyendas, que si Trinidad Ruíz Mares realmente vendió tamales hechos con la carne de su ex pareja, a diferencia de Emilia Basil que sí hizo empanadas a su ex amante allá en Buenos Aires y las vendió en su pequeño restaurante de barrio,  es algo complicado llegar a entender, de manera neutral los porqués de que estas mujeres llegaron al límite y algunas se desquitaron con los críos, maridos y personas que no les hicieron nada. Algunas lo hicieron por desesperación, pero era más fácil mandar todo al carajo, o al menos así lo veo yo. Las mujeres asesinas, siempre estarán en la mira de todos, algunos seguirán insistiendo que son unas pobres victimas circunstanciales aunque cada vez los asesinatos, sean más brutales.